img

img

img

img

img

SERVICIO DE DESRATIZACIÓN

Antes de definir el proceso más adecuado para el control de roedores, nuestros técnicos realizan una minuciosa inspección inicial, en la cual se consideran los siguientes aspectos:
Grado de contaminación del lugar.
Focos de infección.
Materiales que corran riesgo de infestación.
Posibles rutas de circulación de los roedores

img

Accesos declarados o potenciales de las ratas en el ambiente a tratar. Luego, se realizará un exhaustivo análisis de accesos. Dependiendo de las características del lugar y de la especie, los roedores ingresarán y se instalarán o simplemente accederán temporalmente en busca de alimentos para luego retirarse a sus madrigueras. En ambos casos, es común que edificios linderos o cercanos sufran una infestación de roedores y no se efectúe allí ningún tipo de desratización. Por esta razón y para obtener resultados efectivos, surge la impostergable necesidad de acompañar las acciones con los adecuados cerramientos sugeridos por H&M CLEANING SAC.

img

También es de vital importancia conocer el grado de infestación de la zona: si hay muchos roedores en zona, las medidas a tomar (exclusiones, procesos, número de operativos, etc) serán, en consecuencia, de mayor magnitud. Como resumen a lo descripto se desprende que los tipos de procesos a implementar dependerán de las condiciones físicas y de seguridad disponibles. Por regla general, la desratización se basa en la captura o eliminación de los roedores por atracción. A dicha atracción se la denomina cebado y puede consistir en los siguientes procedimientos:

img

Cebos rodenticidas:

formulaciones sólidas aplicadas en estaciones portacebo, tubos de pvc o jaulas dependiendo de la instalación a tratar; un control de roedores seguro para todos, excepto para las plagas. Medios mecánicos: jaulas rodenticidas y trampas.

Medios adhesivos:

estaciones preparadas con pegamentos especiales que contienen sustancias tóxicas para los roedores.
Existen asimismo otros procesos que se implementan en situaciones específicas. Por ejemplo, cuando se ha detectado una madriguera en un lugar hermético (ejemplo un falso techo) es posible la aplicación de cartuchos fumigantes.

img

Durante la colocación de los mecanismos a desratizar con cebos rodenticidas anticoagulantes en pellet parafinados, colocados cada 15 a 20 lineales o en puntos estratégicos, con cantidades de 20 a 30 grs cada punto de cebado, en áreas donde existan signos típicos de evidencien su actividad: excremento, marcas de de grasa, huellas, en los desagües deberán ser colocados suspendidos en hilos.

img

Importante:

Deberá tener en cuenta que el problema de roedores debe controlarse permanentemente luego de un programa integral de desratización.
Deberá considerarse una desinsectación adicional a la desratización por cuanto los roedores suelen transportar en su cuerpo pulgas, parásitos que podrán infestar el lugar. Se realizaran 4 visitas: Tres o cuatro días después de cada visita se realizara una inspección de los cebaderos para definir cuantos cebos han sido comidos por los roedores para realizar una recolocación de cebos en los días subsiguientes el problema debe haber terminado, de lo contrario se realizara una visita adicional.